loader image
Terror

El Fraude de los Warren, los padres de “El Conjuro”

Hola queridos lectores, decidí realizarles este artículo, donde les cuento a profundidad la verdad sobre el matrimonio Warren y sus supuestos casos reales de posesiones demoníacas y fantasmas. Los casos paranormales, supuestamente investigados por el matrimonio Warren, han sido muy exitosos y buscados por productores de cine y televisión, mucho antes de “El Conjuro”, pues para quienes no lo sepan, el caso de la casa embrujada de Amityville, y el caso de la película “Haunting in Connecticut” (“Extrañas Apariciones” en Latinoamérica) también son obra de el Matrimonio Warren.

Sin embargo, su éxito no es una cuestión de suerte, en la que un montón de factores diferentes se encontraron y crearon un exitoso mundo paranormal súper vendible, sino que los Warren estudiaron a profundidad el mercado del terror y se dieron cuenta que nada nos da más miedo a las personas, que aquello que creemos que verdaderamente puede sucedernos, como lo ha demostrado el boom que ha tenido todo el mundo del “True Crime” (Crímenes Reales), y es por ello que, en lugar de tan solo crear buenas historias fantásticas que hubieran podido vender por si solas, se dedicaron a inventar que su ficción era real, como en el caso de Annabelle, o lo que es peor, a colgarse de familias que estaban sufriendo con familiares con problemas mentales, tal como la esquizofrenia, o con abuso de drogas, y decirles que sus familiares estaban poseídos por demonios, en lugar de ser canalizados con psiquiatras que realmente podían ayudarlos, o familias que vivían en casas viejas en las cuales tal vez si había pequeños fenómenos de poltergeist, y se dedicaron a exagerarlos abusando de la necesidad de las personas, para crear un perfecto mundo paranormal, con la primicia del “Basado en Hechos Reales”.

En un pequeño resumen de su background, Edd y Lorrein se conocieron en el cine, en Connecticut Estados Unidos, Edd era un estudiante de pintura obsesionado con el mundo de lo paranormal y Lorraine era una mujer completamente escéptica a lo paranormal. Sin embargo Edd fue convenciendo a Lorraine de el dinero que podían conseguir si incursionaban en este mundo y fue así, como Edd se auto proclamó como un experto demonólogo, y Lorraine se auto proclamó como una médium con el don de la clarividencia.

Su modus operandi, con el que comenzaron su franquicia, fue que Edd investigaba que casas se decía que estaban supuestamente embrujadas y entonces el pintaba un cuadro de dichas casas, después, la pareja se presentaba en la casa en cuestión, tocaban a la puerta y le decían a la familia, que Lorrein había tenido una visión de su casa y que quisieron pintárselas y regalarles el cuadro, cuando lo hacían, entonces tenían una excusa para pasar a la casa, donde platicaban con la familia y les terminaban sacando las historias paranormales que supuestamente estaban pasando en su casa, con esto, vendían las historias y sacaban libros de historias de fantasmas, pero en 1953 todo cambió y la pareja decidió evolucionar su grupo, de solo investigaciones de casas embrujadas, a combatir fantasmas y demonios, y fue así, como realmente saltaron a la fama y llevaron su franquicia al siguiente nivel.

También fue aquí, donde los Warren realmente empezaron a jugar con él psique de las personas, para poder obtener historias verdaderamente fantásticas y diferentes que fueran más vendibles y lo primero que hicieron fue enfocarse en la figura de demonios y por ende posesiones demoníacas, para poder apelar a familias de recursos bajos y muy religiosas, quienes realmente pudieran creer que estaban siendo perseguidas por demonios, o que algún miembro de su familia, quien normalmente era alguien con un problema mental no diagnosticado, estaba siendo poseído, y ellos eran los únicos que realmente podían ayudarlos.

Además del elemento religioso, comenzaron a jugar con otros elementos que estuvieran de moda y asustaran a la sociedad, para poder vender sus libros, por ejemplo: casas construidas encima de funerarias, ó cementerios indios, gitanos y maldiciones, el Tarot o la lectura del aura y juegos como la ouija, poniéndolas como los causantes de que los demonios los atacaran. Aquí podemos ver que los Warren realmente eran unos genios del marketing y de descubrir los miedos psicológicos que aquejaban a la sociedad.

Y ahora sí, ya entrados en contexto, les voy a contar cómo fue que manipularon los casos que los han hecho más famosos y de los que se han hecho las famosas películas de la franquicia de el Conjuro, ahora, no voy a contarles a detalle de lo que trata cada historia, por qué creo que todos las conocemos, sino que me voy a enfocar en todo lo que inventaron para hacer los casos atractivos:

1. El Caso Annabelle  El primer caso que les voy a contar es el de Annabelle, que es el caso que los catapultó a la fama en el mundo de lo paranormal, mucho antes de las películas, en este caso, les tengo la sorpresa de que, al parecer, esta historia es 100% inventada, puesto que fuera de la muñeca y los Warren, no hay ni una sola prueba de que lo que cuentan es cierto. De los involucrados en el caso, nadie a encontrado a la supuesta enfermera que era la dueña de Annabelle, ni a los amigos que fueron testigos de varios de los hechos, tampoco se ha encontrado a los sacerdotes que supuestamente ayudaron en el caso, salvo por uno, que de hecho negó todo el caso, y acusó a los Warren de charlatanería.

Tampoco nadie a encontrado al chico que supuestamente tuvo un accidente en moto después de que fue al museo y se burló de Annabelle, historia que han difundido los Warren y que está escrita en el museo. Además, y lo que creo es lo verdaderamente incriminatorio, es que, unos años antes de que saliera el caso Annabelle, en 1963 en el programa “The Twilight Zone”, salió un episodio que se llamaba “The living doll” (La muñeca viviente), donde una señora, de nombre Annabelle, le regala una muñeca a su hija la cual es poseída y empieza a espantar a todos en la casa. Se cree que de aquí es de donde sacaron la inspiración para inventar este caso.

2. El Caso de la Familia Perron (Película de “El Conjuro 1”) El segundo caso que les voy a contar es el que inspiró a la primera película de El Conjuro, donde como recordarán, se cuenta la historia de una bruja, de nombre Batsheba, que sacrificó a su hijo en un ritual satánico y después se suicido en el árbol del jardín de la casa, y es ese espíritu el que empieza acosar a una familia (la familia Perron) que llega a dicha casa y posee a la madre de familia

Pues para este caso, les cuento que después de que se diera a conocer el mismo, por los Warren, varios investigadores comenzaron a indagar en esta historia y a buscar los récords históricos de la propiedad y lo primero que encontraron es que Batsheba, es el nombre de una mujer que vivió cerca de la casa en cuestión, pero que jamás trabajo ni vivió en la propiedad, sino que encontraron su nombre en una de las tumbas del cementerio local y lo usaron, además, la verdadera Bathsheba tampoco se suicidó, murió de una embolia, tuvo un funeral católico y los periódicos publicaron su obituario, cosa que no le harían a una bruja que sacrificó a su hijo, por otro lado, dejó en su testamento dinero para su hijo y le dejó su propiedad a su nieto para que siguiera estudiando.

Y si lo anterior no les es suficiente para darse cuenta del engaño, la dueña actual de la casa dice que no pasa nada paranormal en la casa, al menos no al nivel que se mencionó en los libros o películas, si bien si hay algunas cosas que podrían considerarse paranormales, como crujidos en puertas y pisos, la calefacción que se apaga de repente, o puertas que se abren o cierran solas, también esto se debe a que es una mansión de más de 200 años, y esto es lo más que sucede en dicha casa.

3. Caso de “El poltergeist de Enfield” (Película de “El Conjuro 2”)  El caso de “El Poltergeist de Enfield” es uno de los casos paranormales más famosos, no sólo en Inglaterra, si no en todo el mundo, y éste es el caso de la segunda película de El Conjuro. Este es el caso de una niña, en Inglaterra, la cual comenzó a vivir varios fenómenos paranormales en su casa, hasta llegar al punto de ser acosada y poseída por un ente.

Este caso es muy famoso por qué aquí si se cuenta con múltiples videos y fotografías del caso, pues no sólo la familia pudo presenciar los acontecimientos paranormales, sino que cuando el caso llegó a la prensa, esta logró presenciar en carne propia parte del fenómeno. Pero aquí, la historia que hay detrás de este aparente hecho verídico de poltergeist, es que de hecho los Warren jamás fueron parte de este caso, esta investigación la realizó un parapsicólogo de verdad y él fue quien recabó todas las evidencias, el único momento en que los Warren se acercaron a este caso fue una tarde que Edd se acercó a la casa en cuestión y se encontró con este parapsicólogo, a quien le dijo que si los dejaban entrar al caso, podían hacer mucho dinero con él, pero no aceptaron, eso fue lo más cerca que los Warren estuvieron del caso y jamás vieron o hablaron siquiera con nadie de la familia.

4. El Caso Amityville  El caso que más le ha generado dinero a los Warren, es el de la casa de Amityville. En este caso, lo primero que hay que saber es que los Warren se involucraron en la investigación de el fenómeno paranormal, hasta 2 meses después que la familia, que supuestamente también fue acosada por demonios, después de el asesinato de la familia Defeo, ya había dejado su casa. Fue entonces que los Warren decidieron entrar a la casa y hacer lo que llamaron “una pijamada psíquica” donde invitaron a la prensa y Lorrein fingió una sesión espiritista donde dijo que todo tenía que ver con un demonio que infestaba la casa, hizo un exorcismo y le decía a la prensa donde era que sentía presencias para que ahí tomarán fotos, justo de esta sesión es que salió una foto de un niño con los ojos blancos, que por años se dijo era el fantasma de uno de los niños Defeo asesinados, pero ya se descubrió que era el hijo de uno de los reporteros que estaban ahí.

Por el otro lado y después de todo el éxito del caso Amityville, el abogado de Ronald Defeo, el hombre que asesinó a su familia por qué según se lo ordenaron voces en la casa, confesó que él y los Warren tuvieron una sesión de escritura creativa, en la casa, en cuanto sucedieron los asesinatos, y esto lo hicieron para idear un plan de defensa para Defeo y de paso ganar mucho dinero con esta historia paranormal.

5. Caso de “El exorcismo de Connecticut” (Película “The Haunting in Connecticut”)  Para los que no recuerden esta película, la historia nos cuenta los eventos paranormales a los cuales se tiene que enfrentar la familia Campbell al mudarse a una casa que antiguamente fungía como funeraria. En la vida real, la familia Campbell era severamente drogadicta y su hijo quien era el que veía a los fantasmas y era atacado directamente por ellos (quien supuestamente sufría de cáncer y esa era la razón por la que se habían mudado a la nueva casa), después se descubrió que nunca tuvo cáncer y lo más importante es que sufría de esquizofrenia y en cuanto lo diagnosticaron y medicaron, dejó de ver los supuestos fantasmas.

Aquí lo que los Warren hicieron fue contratar a un escritor de novelas de terror para que se entrevistará con la familia, la familia les contó su historia y el escritor fue y le dijo a los Warren que lo que la familia decía no tenía ninguna lógica y las historias se contradecían una con otra, que todo era evidentemente falso y producto de las drogas o alguna otra afección, a lo que los Warren le contestaron que no importaba, que usara lo que pudiera y que lo demás lo inventara, al fin y al cabo, él era escritor de ficción y terror y que lo harían rico con esta historia.

Pues así como estos casos, hay una explicación de fraude detrás de cada caso que ha sacado como real el matrimonio Warren, así que, la próxima vez que vean que una película está “basada en hechos reales” vayan a investigarlo, pues puede que todo sea tan solo un engaño para causar un terror mayor en los espectadores.

¿Qué opinas?

Me divierte
0
Me gusta
0
Me enamora
0
No estoy seguro
0

Comments are closed.

More in:Terror

Next Article:

0 %