Regresa “Misterios sin Resolver”, la serie que ha ayudado a resolver asesinatos en la vida real

Hace tan solo unas semanas llegó a Netflix la nueva serie documental de “Misterios sin Resolver”, la cuál, para quienes no lo sepan, en realidad no es una serie nueva, sino que es una continuación de la famosa serie de 1987 del mismo nombre y que contó con 12 temporadas en total, hasta su cancelación en 2002. La serie fue tan icónica que en 2008 se intentó hacer un spin off de la misma donde se volvieron a presentar los episodios originales pero bajo un formato renovado, pero no tuvo mucho éxito, sin embargo en 2017, el programa consiguió un nuevo hogar en YouTube, donde los espectadores podían enviar sus propios casos y, de ser aceptados, estos eran publicados en la página. Después de notar que la serie seguía generando expectativa, y siendo exitosa, Netflix decidió que retomaría la misma, para lanzarla en su plataforma.

La premisa de la serie es sencilla, consta de varios episodios independientes los unos de los otros, de 45 a 50 minutos, en los que, en cada uno, se nos cuenta alguna historia real de desaparición, crimen, o algún evento trágico, donde se plantean varias teorías, ya sea de crímenes o asesinatos, o incluso teorías paranormales que sorpresivamente, encajan mucho mejor que cualquier teoría lógica, presentándonos posibilidades de abducciones extraterrestres o entidades paranormales y al final de cada episodio se comparten los teléfonos o correos donde se invita al espectador a que, si sabe algo sobre el caso por favor los contacte, y es gracias justamente a esto último que misterios sin resolver, más allá de ser solo una serie de televisión, ha logrado resolver y dar luz casos que llevaban, incluso décadas, sin respuesta.

En varios de los episodios originales, podemos ver al final, que se incluyen updates donde se indica que gracias a que salió el capítulo en televisión, un testigo decidió salir a la luz y develar alguna asunto clave para resolver o dar mayor rumbo al caso de desaparición en cuestión, como el caso de un avión de soldados estadounidenses que se cayó y se creía que había sido por hielo en las alas, pero se descubrió que tenía que ver con un cargamento de armas que transportaba, o el caso de una mujer que buscaba a su hermano desaparecido y se descubrió que el hombre en cuestión llevaba años siendo el líder de una secta donde, como en casi todas, utilizaba a las mujeres para favores sexuales. Es esta primicia de “ayúdanos a resolver este caso”, algo que el nuevo formato de Netflix conserva, y busca que gracias a que su plataforma llega a todo el mundo, realmente pueda generar una diferencia, como su predecesora.

Si ustedes siguen planteándose el ver esta serie y preguntándose qué diferencia ofrece vs algunos otros programas de True Crime, les recomendamos ver, para que se convenzan, el episodio número 3, titulado “La Casa del Terror”, donde veremos la misteriosa desaparición, de la noche a la mañana de la familia “Dupont de Ligonnès”, una familia aristócrata francesa, de 6 miembros (padre, madre y 4 hijos), para posteriormente encontrar los cadáveres de 5 de ellos en circunstancias muy extrañas y dejando al 6to miembro como el sospechoso número 1 de los asesinatos. No queremos revelar más detalles del caso para que realmente se sorprendan con él, pero les prometemos que será uno de los casos más escalofriantes e intrigantes que verán en sus vidas.

Gracias al boom del “True Crime” (crímenes reales) y que hoy en día el público pide ver contenido hiperrealista, es que series como “Misterios sin Resolver” pueden resurgir y tener un impacto incluso mayor que sus predecesoras, por lo que auguramos un gran éxito y varias temporadas al nuevo “Misterios sin Resolver”.