La cacería: la película que según Donald Trump estaba hecha por “Liberales racistas”

The hunt o La Cacería es una película de terror de sobrevivencia muy mediana. Se trata de la misma premisa que la franquicia “The Purge” un grupo de millonarios deciden cazar a personas con pensamiento progresista o demócrata (a favor del veganismo, de no portar armas, etc.) Los encierran y los van matando uno a uno, hasta que uno de los personajes decide pasar de ser el cazado a confrontarlos.

La película es dirigida por Craig Zobely protagonizada por Betty Gilpin y Hilary Swank. La película es muy mediana, decide recurrir a la sátira a pocos minutos de haber iniciado y aunque los chistes son divertidos, hace que pierda verosimilitud. Lo interesante de esta película radica en los comentarios hechos en Twitter hechos por Donald Trump referentes a esta película y la cancelación de su estreno por poco más de un año debido a dos tiroteos hechos tanto en Texas como en Ohio.

“El Hollywood liberal es racista en el nivel más alto, y con mucho enfado y odio. Les gusta llamarse elite, pero no son elite”, manifestó Trump en Twitter. “La película que va a estrenarse está hecha para causar caos. Crean su propia violencia y luego tratan de echar la culpa a otros. Ellos son verdaderos racistas, y son muy malos para nuestro país”.

Twitter, Donald Trump

La película no es buena y no será recordada en el género, es sólo palomera y muy entretenida. Lo nos debe de interesar aquí es la película, sino más bien lo que hay detrás. Lo que se puede alcanzar a leer en la película es el uso de armas, un tema muy debatido en USA, ya que trata sobre un grupo de millonarios que hacen uso de ellas, obligando a quienes piensan diferente a ser sometidos o asesinados. Al final Universal Pictures decidió someterse y ponerle una clasificación R. Este fin de semana se estrena en México y nos hace cuestionarnos el perfil de gobernantes que actualmente hay en el continente desde Brasil hasta USA pasando por México, personajes sumamente religiosos cercanos a las iglesias de sus respectivos países, con discursos iracundos y la capacidad de generar censura en temas sensibles.