“La Jauría” la serie que nos muestra que la violencia de género no es cosa de juego, y su escalofriante origen.

“La Jauría” es la nueva serie chilena de drama y suspenso, producida por Fábula, Fremantle y Kapow para Televisión Nacional de Chile y posteriormente para Amazon Prime Video, en donde se estrenó el pasado 10 de Julio de 2020. La serie fue escrita el año pasado, en 2019, cuando las calles en Chile eran tomadas por el movimiento feminista y “las pañoletas verdes”, quienes protestaban por los feminicidios, los abusos sexuales, la falta de la posibilidad del aborto de forma despenalizada y en general la espantosa de violencia de género que se vive tanto en Chile como en toda América Latina en general; sin embargo, la serie no solo se inspiró en el movimiento feminista, sino que tiene como base 2 casos verídicos, muy famosos en los medios de comunicación y las redes sociales, de los cuales les vamos a hablar más adelante.

La serie se trata de una investigación policial que inicia con un grupo de jóvenes mujeres, alumnas de una escuela católica, quienes se están manifestando en contra de un profesor pedófilo, lo cuál desencadena en la desaparición de Blanca, la líder de el grupo de adolescentes. A medida que la investigación avanza, nos daremos cuenta que la desaparición de Blanca tiene poco que ver con el profesor, y realmente ella es una de las tantas víctimas de un nuevo juego virtual llamado “El juego del lobo” que invita a los hombres a hacer “jaurías” para cazar a presas femeninas y abusar de ellas, entre varios otros horrores.

Esta serie llega en un momento muy importante, en el que la voz de las mujeres está siendo aminorada pues debido a la pandemia que nos azota a perdido fuerza, pero con una temática y escenas muy fuertes, se da visibilidad a lo desprotegidas que estamos las mujeres en una sociedad donde ni al gobierno ni a los ciudadanos parece importarles lo que nos sucede.

La serie, como comentado líneas arriba está inspirada no sólo en los movimientos feministas que han inundado las calles de Chile y Latinoamérica, sino que esta basada en dos casos muy importantes a nivel mundial, el primero es el caso de “La Manada” en España y el segundo es el caso de “El juego de la Ballena Azul” el cual inició en Rusia pero se cree que tuvo repercusiones en todo el mundo. A continuación les contaremos un poco más a detalle estos dos casos para que cuando vean la serie tengan un mejor contexto de sus bases:

Caso “La Manada”
En 2016, durante los festejos de San Fermín que se celebraban en Pamplona, España, un grupo de 5 jóvenes españoles, dentro de los que se encontraban un guardia civil y un militar de la unidad de emergencia, violaron a una joven de dieciocho años en un portal en el centro de la ciudad, la cual acudió a la policía a reportar el abuso.

El grupo de jóvenes que se hacía llamar “La Manada”, en WhatsApp, alegó que no fue una violación sino sexo consensual, a pesar de que había videos que ellos mismos tomaron donde se mostraba la agresión, sin embargo un juez declaró que en el video “no se veía claramente que no fuera algo consensual” y atrozmente decidió dejar a los jóvenes en libertad, por suerte la sociedad española y los medios de comunicación no dudaron en mostrar su desacuerdo ante esta decisión y lograron, gracias a sus múltiples movilizaciones, que el Tribunal Supremo retomara el caso, quienes esta vez sí dictaminaron que hubo agresión sexual y condenaron a los 5 acusados como culpables del crimen, con agravantes por la filmación del evento lo cual apelaba a la privacidad de la víctima y por robo pues tomaron su celular, y fueron sentenciado s 15 años en prisión, cada uno. Aunado a esto, posteriormente sus sentencias fueron elevadas debido a que se descubrió otro video donde otra joven había sido violentada por ellos mientras estaba inconsciente y sus condenas de elevaron entre 2 y 4 años dependiendo el grado de su participación en este abuso.

Caso “La Ballena Azul”
En 2015, uno ola de suicidios adolescentes azotó a un poblado de Rusia, el caso más sonado fue el de Rina Palenkova, debido a su alta actividad en redes sociales, donde un día antes de quitarse la vida, publicó una foto de ella con lo que parecía ser sangre seca en las manos, levantando el dedo índice, como pistola, y con la palabra “adiós” como mensaje. Después de ella otras 3 adolescentes del mismo poblado se suicidaron también y al comenzar a atar cabos, se dieron cuenta que las 3 chicas pertenecían a un grupo en la web con un fin espeluznante. Las chicas, aparentemente, habían participado de un juego llamado “La Ballena Azul”, el cuál consistía en realizar 50 retos durante 50 días, los cuáles iban subiendo de intensidad con los días, las primeras tareas eran cosas como, levantarse en medio de la noche y ver una película de terror, o despertarse en la madrugada y escuchar música que les sería enviada en particular para el reto, pero posteriormente las tareas se convertirían en cosas como, pararte el borde de un precipicio y, uno de los más famosos, tallarte en la piel del brazo una ballena azul, pero lo verdaderamente terrible era la última tarea, la cuál era quitarse la vida.
Este juego mortal desgraciadamente no se quedó solo en Rusia y rápidamente de viralizó por todo el mundo y se cree que aproximadamente 130 adolescentes cometieron suicidio gracias a este juego, entre los años de 2015 y 2017.

“La Jauría” mezcla de una forma muy astuta lo terrible del caso de “La Manada”, con los movimientos feministas para reclamar nuestra voz como mujeres en una sociedad donde no se nos escucha, con el detalle tecnológico y misterioso de el juego de La Ballena Azul, logrando crear un thriller que te atrapa desde el primer episodio. Sin embargo, les advierto que la serie muestra en repetidas ocasiones escenas muy violentas de abuso sexual lo cual puede llegar a ser muy perturbador, pero es cierto que son escenas que tienen que suceder, como ya lo dijeron los creadores, por qué no visibilizar los abusos, solo perpetua la creencia del “no pasa nada” y es necesario dar una imagen gráfica para que la sociedad despierte de su indiferencia.