Hater: Una película que predijo la muerte de un político
El filme Polaco que muestra el doble filo de las redes

Las producciones extranjeras están dando mucho de qué hablar. Gracias a que las plataformas están optando por agregar contenido de otros países a su catálogo. Estamos abriendo los ojos hacia nuevas temáticas y estéticas diferentes a las que ya estamos acostumbrados. Hater es una película de Polonia, dirigida y guionada por Jan Komasa, quien ha tenido otras producciones ovacionadas como es el caso de Corpus Christi (2019). La cinta polaca ganó el premio principal del Festival de Tribeca, por lo que ya podemos saber la complejidad de su construcción y lo atrayente que puede ser. Recién estrenada en Netflix ha causado revuelo entre los espectadores por su trama oscura y peculiar.

¿De qué va?

La trama es precisa. Tomek (Maciej Musialowski) es un estudiante recién expulsado de su facultad por haber plagiado uno de sus trabajos. Lo que le traerá problemas con sus tíos, y de Gaby -en el subtitulaje es su prima no sé si sea un error o Tomek sea Norteño- , de quién está perdidamente enamorado. Sus tíos y su prima lo desprecian y se burlan de él. Este elemento despierta la fragilidad emocional y la retorcida mente de Tomek, que lo llevará a realizar cualquier cosa para recuperar a Gaby, sin importar lo que haga.

Cuando uno dice esto de “sin importar lo que tenga que hacer”, no imaginamos la gravedad hasta la que pueda llegar la consigna. En este caso, Tomek es contratado por una agencia de publicidad para ser el perfecto Hater, logrando así disminuir la aceptación del público de una mujer youtuber con un gran número de seguidores. Mientras Gaby se aleja más de él, Tomek se acerca a destruir a los tíos que se burlan de su inestabilidad. En un juego misterioso del destino su empresa debe arruinar la candidatura de un político abiertamente homosexual a quienes su familiares apoyan en campaña.

Tomek probará el papel de ayudante y verdugo simultáneamente para llevar acabo sus planes maquiavélicos- en lo extenso de la palabra.

El papel de las redes y el hate en ellas

Podemos evaluar el gran alcance que han tenido las redes, y lo que pueden causar en las masas. Podrían fácil recordarnos al proceso histórico que vivimos en la liberación de los países Arabes, también llamado “Primavera Arabe”. Un proceso que se erigió con ayuda de las redes sociales y su poder en la población.

Hater, nos muestra dos vertientes en las cuáles se puede influenciar en una población a través de redes sociales o equipos interconectados: Destructivo y Constructivo.

En lo destructivo se puede crear un discurso de odio del que la población se apropie fácilmente, a partir de símbolos de identificación, lo que lleva a que se controle a una parte de una sociedad, e incluso a un grupo más grande. Es posible controlar las acciones, los pensamientos, los gustos entre otras cosas. Por otro lado también sirve para generar discursos positivos de apoyo que fortifiquen un grupo de gente para realizar acciones bajo un fin común. El elemento maestro de esta película es que a Tomek dentro su inestabilidad mental le es buena idea entrar en esta disonancia, llevando a cometer acciones que van más allá de las normas morales.

La muerte de un político

Este elemento es sólo un dato curioso en el que se encerró a esta película debido a que al igual que en la película, se busca el asesinato de un político; sin embargo el hecho fue real más allá de la cinta. En Polonia -lugar de origen de la película- fue asesinado un candidato político llamado Pawel Adamowicz, quién era un alcalde de una localidad llamada Gdansk, a manos de un afín a la ultraderecha polaca. Curiosamente en la película, el crimen es similar, ya que el político homosexual es protagonista de esta tragedia, y para colmo… su nombre también es Pawel.

Si no has visto esta película, puedes disfrutarla en el catálogo de Netflix, y te dejamos una probadita de lo que vas a encontrar en la comodidad de tu hogar. Ojalá eso no te convierta en u nuevo hater.