Mi mala experiencia regresando a un Cine de la Ciudad de México

Antes de hacer esta lo pensé muy bien. Ya que algunos artículos se han vuelto muy controversiales. Algunos incluso como La falta de transporte público en el Oriente pone en riesgo de contraer coronavirus a millones de personas y ¿Por qué a Netflix México y LATAM no le gusta la gente morena? han ocasionado amenazas y un intento de hackeo. Hoy bueno o malo tendré que hablar de la muy mala experiencia regresando a un cine de la Ciudad de México.

Antes que nada esto no es personal, regresé ya que es uno de mis lugares favoritos y tenía muchas ganas de volver a comer ciertos alimentos que sólo se venden ahí. Pues bien fui a uno de la Ciudad de México, ya que los ubicados en Ciudad Neza y Ecatepec al ser los complejos con mayor tickets vendidos en toda latinoamérica, existiría la posibilidad de que hubiese un poco más de gente. Aquí lo ocurrido, no diré el nombre del complejo, sólo que se trata de uno del duopolio mexicano en una sala tradicional con butacas, y no lo digo ya que esta pandemia nos está pegando a todos, y tampoco se trata desanimar a quienes quieran ir a salas independientes o autocinemas, sino más bien una llamada de atención y que ustedes tomen su propia decisión.

  • Ingreso

Llegué a una plaza comercial semivacía. En cuanto entro te ponen gel antibacterial y te toman la temperatura. Un chico que se nota preocupado por si mismo y por no acercarse tanto a los espectadores, lo cual es muy bueno.

  • Compra de boletos

Aquí el primer error en taquilla, una persona mayor trae mal puesto el cubrebocas y al momento de dar el cambio se le cae el plástico que divide al comprador con él. Lo cual no es su culpa ya que este material se lo entrega la cadena de cines y está mal diseñado.

  • Alimentos

En el área de alimentos muy bien. Ya que hay una supervisora que está pasando por cada módulo, e incluso se acerca a nosotros y vigila a quién nos está atendiendo. E incluso se nota que le llama la atención por no hacer uno de sus protocolos.

  • Sala de cine

Esto fue lo peor. Llegando los asientos no estaban limpios. Habían dejado una caja de palomas y catsup en los asientos. Lo más grave es esto más bien que si no limpian menos sanitizan. Salimos a pedir ayuda, ingresaron unos adolescentes, con nada más que una bolsa de basura. Y jamás encontramos al gerente. Así que ya habiendo pagado decidimos entrar a ver la película incómodos.

Esta es la realidad, aún sigue siendo un peligro. La caída en taquilla se estima en un 70% este año en México. Mientras que la tele esta en auge con grandes historias, y proyectos independientes como nosotros tenemos más posibilidades de ser escuchados en internet donde todo se vuelve más horizontal. Habrá un cambio generacional, y un antes y después en el cine después del covid19.

ATTE @Gaelo_Castillo Twitter.