loader image
Cine

Descubre el fraude de Pare de Sufrir y otras iglesias en Gonzáles, Falsos Profetas

Esta película nos presenta la vida de Gonzalez, un hombre que vive en un multifamiliar en la Ciudad de México, que como muchos otros, cada día se levanta temprano, se pone un traje y sale a buscar la oportunidad de obtener un empleo para pagar sus deudas, su renta y ayudarle a su madre. Sumido en las deudas y en la desesperanza de no encontrar algo, es arrojado por el destino a ser trabajador en un Call center para la Iglesia de la Luz Universal- muy parecida a la misma iglesia que sale en la televisión conocida como “Pare de Sufrir”. Dentro de la iglesia se encontrará con el pastor Elías que juega con la fe y con la creencia de la gente, haciendo un intercambio injusto de bienes por esperanza y fe en que Dios podrá arreglar cualquier problema que tengan. Las dos historias se juntan cuando González ante la desgracia, comienza a creer que tiene la misma capacidad de embaucar a la gente con el poder de las palabras, llevándolo a complicar minuto a minuto la situación.

Más allá de la sinopsis esta película es una luz ante la penetrante oscuridad de un sin fin de películas de comedia barata y estúpida, de la cual esta atascada la cartelera de todos los cines comerciales. Dirigida por el director Chileno Christian Diaz Pardo y protagonizada por Harold Torres (Gonzalez) y Carlos Bardem (Pastor Elías), ambos ganaron el premio a mejor actor en el Festival Internacional del Cine de Morelia; la cinta también ganó el premio a Mejor Ópera Prima en el Festival de Montreal, entre otros.

La farsa de Pare de Sufrir

Dentro del filme podemos ver cómo es que opera este tipo de iglesias que embaucan a la gente a través del engaño de la fe, y cuál es el proceso que se lleva para que cambien sus bienes materiales por un lugar en el cielo. A través del programa nocturno  es donde van atrayendo a la gente, la noche es uno de los momentos en que la gente suele sentir más la decadencia mental que cargan, y acceden a llamar a la línea de pare de sufrir. Después de esto, le contesta alguien con un plan establecido de cómo hablar y de qué decir con las personas que necesitan ayuda, sin embargo lo fatal es que sólo recibirás un “No pierda la fe” “Dios le ayudará”, el mensaje automatizado de cuánto deseas donar a la iglesia para que el Señor te ayude y una invitación de acudir al templo.

En el templo se continúa el discurso de no perder la fe, y que la ayuda que obtengas será proporcional a la ayuda que tú le brindes a Dios, como dato interesante es que la iglesia ha llegado a recibir escrituras de casas, terrenos o automóviles. La iglesia se mueve con fe, al igual que la vida de las personas. Si una persona da algo de alto valor, tendrá tanta fe en que algo bueno le pasará y quizá así sea, pero entra en esto la predisposición del sujeto a obtener lo que pide teniendo fe en que el poder de algo omnipresente le ayudará.

Y es que esta no es la única persona o institución que se aprovecha de este tipo de emociones humanas, existen embaucadores, sectas y otras trampas en la sociedad que trabajan y ensanchan sus carteras a partir de la desesperanza y miseria económica de algunos. Esta chulada de película la podrás encontrar en Filmin Latino, en territorio mexicano dando click aquí.

¿Qué opinas?

Me divierte
0
Me gusta
0
Me enamora
0
No estoy seguro
0

Comments are closed.

More in:Cine

Next Article:

0 %