loader image
Cine

El sacrificio del ciervo sagrado o la inefable historia de una tragedia desoladora.

El sacrificio del ciervo sagrado es un filme de suspenso psicológico desgarrador, inquietante y frío del director Yorgos Lanthimos que, anteriormente nos entregó metrajes como “The lobster” la cual tuvo un recibimiento extraordinario, y otro filme actual como “La favorita” por la cual este joven griego estuvo nominado como Mejor Director.

Esta tragedia, simula la  caída a un precipicio interminable, que va de tonos  claros, a lo más oscuro. Es una película que te hunde en la desesperación y que por más que intentes tratar de darle sentido a lo que estás mirando, no hallarás una forma de armar ese rompecabezas que por ganas de conservar los escrúpulos quisieras completar.

Conforme avanza la historia, podrás notar claramente  el porqué fue premiada como mejor guión en el Festival de Cannes y, esto no es lo único que se puede admirar dentro de este mundo creado por Lanthimos. Colin Farrell quien antes ya había trabajado con este director, es el protagonista quien vaga  bajo el nombre de Steven, acompañada de una Nicole Kidman que a pesar de su bajo promedio de aparición nos regala momentos oscuros, y por último, Barry Kehogan, el actor que destaca con una preparación extraordinaria de su personaje (Martin), tan camaleónicamente creado dentro de la película, para jugar con tus emociones y pasar de sentir una lástima ingenua a un terrible horror insostenible.

Una atmósfera tensa creada por un diseño sonoro que pareciera inspirado por “El resplandor”,  por una cámara tambaleante que acompaña, sigue, y espía a cada uno de los personajes, añadido a esto,  una historia en donde la ciencia no es más que un estorbo para la terrible tragedia a la que ya estaba destinada la familia de Steven, tan perfecta como sacada de una revista americana; sin embargo, un  error ingenuo del Cardiólogo Steven  lo llevará a expiar su culpa de una manera insólita, en dónde habrá que hacer un sacrificio doloroso, como si se tratará de una historia bíblica.

Como dato curioso este filme extrae su nombre de la tragedia de Ifigenia en Áulide, cameo que puedes encontrar dentro del filme. Esta historia lleva por hilo conductor la frase que  se resume en que: los hijos deberán pagar por sus padres, para evitar una mayor desgracia en la familia. Si quieres ver la película la encuentras en Amazon Prime Video.

¿Qué opinas?

Me divierte
0
Me gusta
0
Me enamora
0
No estoy seguro
0

Comments are closed.

More in:Cine

Next Article:

0 %