El Caso de Sofía Bassi y el asesinato de el Conde D´Acquaron, asesina mexicana

Sofía Bassi fue una pintora y escritora Mexicana destacada por ser una artista surrealista. Ella nació en Veracruz en una familia con buena posición dado que sus predecesores fueron héroes en la Revolución Mexicana, nombrando incluso a una Ciudad en su honor, y su hermano fue el inventor de la máquina para hacer tortillas, pero su posición como noble vino con su segundo matrimonio, el cual fue con Gianfranco Bassi, una de las familias más importantes de la época, de linaje noble.

Sin embargo, en 1968, cuando Acapulco era la sede del jet set mundial, ocurrió un asesinato cuya explicación quedó en el misterio, el asesinato del Conde Italiano Cesare D´Acquarone, en el aún cotizado fraccionamiento “Las Brisas”. Para sorpresa de todos, la pintora asumió la responsabilidad de este delito asegurando que fue por accidente, sin embargo, investigaciones posteriores mostraron que el asesinato no fue por accidente, pues tenía cinco tiros en distintas partes del cuerpo, aunado a que el secreto a voces, era que Sofía no fue quien cometió el asesinato, sino su hija Claire, le esposa de el Conde. El motivo era una muy grande, pues la hipótesis que ha prevalecido es que, el hombre de 53 años abuso sexualmente del hermano menor de Claire, esto sumado a que todo el mundo sabía que el Conde abusaba física y psicológicamente de su esposa, llevó a Claire a asesinarlo; naturalmente cuando su madre descubrió lo sucedido, decidió inculparse para proteger a su hija, quien a su vez, cometió el asesinato intentando defender a su hermano. Se cuenta que Sofía llamó a algunos de sus contactos y a unas pocas horas de el asesinato, subió a Claire a un avión privado y la sacó del país, al parecer rumbo a París, pero este dato no se sabe a ciencia cierta. Ya en la lejanía y a pesar de los abusos de su difunto marido, Claire, la hija de Bassi, mantuvo por decisión legal el título nobiliario y se quedó con la herencia de su asesinado esposo, un detalle que muchos criticaron, pero que francamente nosotros creemos fue una especie de última venganza hacia el Conde. Sin embargo, pocos años después y atormentada por la culpa, Claire intentó suicidarse tomando una gran cantidad de somníferos, se dice que dejó una nota en la que confesaba su crimen, pero la carta desapareció misteriosamente y nadie pudo probar la existencia de la misma; Claire fue rescatada a tiempo pero quedo ciega de por vida.

Por su lado, Bassi ingresó en prisión después de inculparse por el asesinato, pero fue alojada en la enfermería de la cárcel y nunca estuvo en los pabellones comunes, la gente comenta que se le veía vestida de blanco y siempre sonriente, a pesar de las circunstancias. Además, Bassi continuó creando arte y mantuvo una carrera activa a pesar de estar encarcelada y pintó su primer mural dentro de la prisión en Acapulco, el cual ahora se encuentra en el Palacio Municipal de dicho estado. También publicó el libro “100 obras de Sofía Bassi realizadas en la cárcel” y sus creaciones eran rematadas para obras de caridad.

Además de esto, cabe resaltar que en cuanto salió la noticia del asesinato y el encarcelamiento de Bassi en la prensa internacional, donde además déjenme contarles que se llegó a destacar como uno de los hechos más relevantes del año, a la par del nuevo matrimonio de Jacqueline Kennedy, las cúpulas intelectuales de México y el mundo se movilizaron e intervinieron en el tema para exigir su libertad, cosa que lograron pues de los 11 años a los que fue sentenciada, solo terminó sirviendo 5 debido a esta presión, y durante los 5 años que sirvió en prisión, Bassi era visitada por numerosos artistas, quienes de hecho pintaban junto con ella. Después de estos 5 años en prisión, Bassi fue liberada en 1972. En 1978, la pintora escribió un libro sobre lo sucedido y más tarde trabajo en el “World Human Rights Committee” en Nueva York. En 1991 recibió una medalla por parte del gobierno mexicano por su trabajo con personas mayores y vivió en Lomas de Chapultepec donde continuó pintando y escribiendo hasta su muerte. Murió en 1998 a causa de un infarto al miocardio a la edad de 85 años y su hija Claire murió a los 67 años en 2005.

Si ustedes no conocían este caso, pero se les hizo extrañamente familiar, esto puede ser por qué en la tercera temporada de la famosa serie “Mujeres Asesinas”, se filmó este caso, claramente con algunas alteraciones al mismo, bajo el nombre de “Anette y Ana Nobles”, en donde la cantante Belinda fue quien dio vida a Anette quien en la vida real fue Claire, la verdadera asesina e hija de Sofía Bassi, y el papel de el despreciable Conde D´Acquarone, o Conde Fonsi como lo llamaron en la serie, fue interpretado por William Levy.

carolina