Los Chicos de la Banda, lamentablemente vigente.

Este fin de semana se estrenó en #Netflix la versión actualizada de la obra de teatro de Mart Crowley estrenada en Broadway en abril de 1968. Para posteriormente llegar al cine en 1970. En los últimos años también regresó al teatro y ahora en versión de Película. Generalmente los textos de drama en teatro cuando son llevados al cine, son igual de buenos, y aquí no es la excepción. Ya que se cuidan de sobremanera los diálogos y el guion por lo tanto, si están bien ejecutadas es casi un hecho que funcionará.

La película es bastante buena, corre muy bien, las dos horas que dura se van volando. El diseño de producción espectacular y lo que agregan para nutrir la película que no está en la obra de teatro funciona muy bien. Es totalmente recomendable te sientas o no parte de la comunidad LGBT. Esta película existe gracias a Jim Parson (The Big Bang Theory) y Ryan Murphy (American Horror Story), dos genios de la tv de masas. Lo más difícil es darte cuenta que a pesar de haber pasado ya 50 años desde la escritura del texto aún todo sigue vigente, aquí sólo algunos puntos para reflexionar.-Ser parte de la comunidad LGBT Es difícil, pero si eres de otra raza que no sea blanca la discriminación se duplica.

  • Ser parte de la comunidad LGBT Es difícil, pero si eres de otra raza que no sea blanca la discriminación se duplica.
  • La feminidad sigue siendo vista como algo negativo, y es parte inherente a la violencia de género y los feminicidios.
  • La clase social puede disminuir o aumentar tus posibilidades de ser discriminado.
  • Aún hay quienes viven una doble vida, por miedo a las repercusiones de la sociedad.

En definitiva una película que vale la pena ver y analizar, ya que queramos o no, aún representa muchos de los problemas que la comunidad LGBT no ha podido sobrepasar.