Las lecciones de Wonder para la vida y los hijos

Es un gusto para mí volver a presentar un artículo más para está sección a la cual me gusta llamarle “Cineterapia”. Un poco pretencioso ante este nombre buscó que tú como lector encuentres en el cine un desahogo, un escape, una lección y/o una reflexión que te haga pensar las cosas que haces, que sientes y que piensas. Todo a nuestro al rededor puede ser una semilla de cambio, los pequeños actos que hacemos, un saludo a una persona que no conozcamos, e incluso me gusta añadir una película que veamos.

El cine nos regala buenos momentos, y también malos. Está en nosotros encontrar los elementos que nos ayuden a construir una mejor versión de nosotros, ya que, cualquier película tiene un mensaje para darnos, sin importar su género o su tema.

Esta vez hablaremos de “Extraordinario” o “Wonder”, que recientemente llegó al catálogo de Netflix, y que si no has visto te recomendamos verla.

Aquí el trailer

Lecciones que nos deja Wonder

1. Si puedes elegir entre tener razón y ser amable, elige ser amable.

Esta es una lección o consejo que llega gracias al profesor de Auggie, quien es parte fundamental del crecimiento del personaje. Además de qué, todos quisiéramos profesores con esta actitud y vocación. A veces nos encerramos en conversaciones conflictivas por qué somos la parte que busca tener la razón. Una buena comunicación tiene empatía, buen flujo y respeto. Si nos encontramos ante una persona que quiere tener siempre la razón, pensemos en que quizá este peleando batallas más fuertes de las que podemos ver, es como mirar a un perro furioso tirar de una cuerda, y querer tomar la otra parte de la cuerda con la misma fuerza que él. Jamás llegará a nada.

2. Cambiar la manera en que vemos a las personas

Esta lección se la dan a uno de los compañeros abusivos de Auggie, cuando está en la dirección siendo castigado por sus acciones. En la escena los padres del bulleador están buscando que su hijo sea la víctima de la “Fealdad” de Auggie, sin embargo el Director regala una brillante lección a toda la familia.

Auggie no puede cambiar la manera en que se ve, pero… Nosotros podemos cambiar la manera en que lo vemos

Y es exactamente una consigna con la que deberíamos vestir cada día por la mañana. Dejemos de juzgar, o tener prejuicios frente a cualquier persona que nos parezca diferentes, no importa qué tenga, si está enfermo o si tiene alguna discapacidad. Ellos no eligieron verse así ni sentirse así, son iguales y no deben ser vistos diferentes. A veces sólo se necesita que una persona te vea normal para que todo se convierta en un buen día.

3. Olvida la apariencia física y busca lo real

En una parte de la película entre lágrimas Auggie le cuestiona a su madre el por qué es feo, respondiendo con una sabiduría que sólo las cicatrices del tiempo y la experiencia pueden explicar diciendo: ¡No eres feo!, cuando la gente te conozca en realidad sabrá que no es así. La mayor parte del tiempo juzgamos a las personas por su aspecto, sin detenernos a pensar en las consecuencias de nuestras burlas y comentarios. ¿Te has puesto a pensar por qué tenemos dos orejas y solo una boca? Tal vez para escuchar el doble y hablar menos.

Y es que la Madre de Auggie tiene razón, es decir acostumbramos a ver a la gente por su atractivo físico, por lo que nos hacen creer en la primera impresión, si es diferente a veces soltamos burlas o comentarios que pueden herir – aunque para ti sean graciosos-. Dándonos una última lección, refiriendo a que en ocasiones es mejor cerrar la boca de comentarios estùpidos e hirientes, y escuchar a quién le ibas a dirigir la palabra.

4. Tus actos son tus monumentos

Otra de las frases con las que el profesor invita a reflexionar a sus alumnos. Y que más allá de la pantalla nos invita a pensar a nosotros como expectadores. Este punto tan importante que es que nuestras acciones son las que hablan de nosotros, los valores que hay detrás de ellas. En la película Jack Will -Noah Jupe- es un amigo que en un principio prefiere ser parte del grupo cool de amigos, pero que se da cuenta de que hay una mejor amistad y más sincera con Auggie. Todos los actos que debe hacer para estar con Auggie y para recuperarlo son lo que no nos deja olvidar su papel. La valentía de Auggie a cada momento de su vida, el hecho de que prefiera no entrar en problemática con la gente que se burla de él, la decisión de ir a una escuela “normal”.

Has buenos actos, toma decisiones buenas, y si llegaras a tomar una mala, no te preocupes todo pasará y te darás cuenta de qué sólo fue un mal rato. Práctica estos consejos.

5. Basta con imaginar un escenario mejor

Cuando Auggie se enfrentará a un reto, o ante un problema, echa su mente a volar imaginando una mejor versión de lo que está por vivir. Cuando entrará a la escuela se imagina como un astronauta que va a entrando a su escuela, evitando sentirse mal por la manera en que todos lo mirarán al caminar por el pasillo. Pasando de ser el niño de aspecto extraño a ser el admirado astronauta que camina sin gravedad. Dejemos volar a nuestra imaginación, a veces es mejor imaginar que las cosas pasaron de una forma para que no nos dañemos, poco a poco nos iremos fortaleciendo para que no necesitemos de la imaginación para que los ratos malos sean como una estrella fugaz, tan rápidos que creamos que jamás ocurrieron.

Consejos para los padres

La manera en que es criado Auggie es perfectamente adaptada a la condición misma del personaje, sin embargo hay puntos buenos y también malos dentro de esta película. El malo es el hecho de dejar en segundo plano la crianza de Via, su hija. Aunque uno de ellos pareciera necesitar más atención los dos hijos deben recibir la misma atención sin importar las condiciones.

El estilo de liderazgo en la crianza es democrático o también conocido como autoritativo, ya que existe control y calidez en la relación, hay aceptación y motivación en la autonomía de los hijos. Ambos padres tienen una personalidad diferente pero complementaria, la madre pareciera más autoritaria, y el padre algo más permisivo, sin embargo se logra un equilibrio.

Al niño con capacidad o necesidades diferentes hay que dotarle de seguridad, autoestima, autoconfianza, trabajar el auto-concepto, así como ayudarle a desarrollar las habilidades sociales necesarias para su buen desenvolvimiento en las situaciones en las que llegara a desenvolverse. Muestran apoyo en todas las vertientes sociales de un niño, en casa como familia, en la escuela como padres que brindan guía y apoyo, y en sus relaciones amistosas o amorosas.

Sin más que agregar los invitamos a ver esta muy genial película en el actual catálogo de #Netflix.