“Hasta que la boda nos separe” un género sobre explotado con un giro inesperado.

Esta premisa la hemos visto decenas de veces en distintas comedias románticas tal vez las dos más conocidas son “La boda de de mi mejor amigo” con Julia Roberts de la cual existe un muy mal remake de Ana Serradilla y “Organizadora de Bodas” con Jennifer López. La premisa es sencilla quién organiza la boda le baja el novio y próximo marido a quien busca la boda de sus sueños. Esta versión es un remake de Jour J, película francesa de 2017.

Vi esta película sin toda esta información y arranca bastante bien en menos 15 minutos ya te arranca una que otra risa. Sin embargo, a quienes hemos disfrutado alguna de las películas anteriores a menos de la mitad de la película ya sabes lo que va a pasar, lo cual lo hace un tanto predecible la historia y te deja de sorprender. Lo que rescata esta película son Belén Cuesta y Álex García quienes en verdad llenan la pantalla con su humor y la manera en que retratan sus personajes. Tiene un giro inesperado, muy agradecido al final de la película que no vamos spoilear en donde no romantizan la idea de arruinar la boda a alguien. De ahí en adelante podemos afirmar que vas a pasar un buen rato porque sí es realmente divertida esta película, pero que no sobresale ni recordaremos en el catálogo de comedias románticas que nos han robado un suspiro y vemos varias veces de lo buenas que son.